«

»

May 20

Comportamientos recomendados

Ante la recesión, no piense que ha tenido mala suerte aunque, a decir verdad, es algo que debería haberse reconocido muchísimo antes por el gobierno y planificado para evitar en lo posible que amanecieran estos días negros que estamos viviendo. Las grandes empresas siempre tienen un plan alternativo y por eso las consecuencias son mucho menores, pero en el caso de las empresas pequeñas, la falta de capacidad de respuesta inmediata resulta en la rápida disminución de las ventas y cosas peores. 

De todas formas. lo único que podemos ya hacer es mantener la confianza en que se podremos manejarla. Sin duda vamos a perder o ya hemos perdido cifra de negocios, pero hay que salvar la marca, la empresa, la reputación y salir mejor cuando pase la tormenta. 

Es difícil dar recomendaciones y más de carácter general, pero no deje piedra por mover en la búsqueda de nuevos clientes, no importa su tamaño, siempre que logre un mínimo rendimiento.

Utilice a fondo las técnicas de gestión.

Analice su balance y busque posibles mejoras.

Verifique y analice su modo de vender.

Verifique y analice también su línea de productos y servicios.

Luche con uñas y dientes para conservar un cliente y hacer otros nuevos todos los días.  

¿Qué puede hacer además para asegurar que toda su ardua labor no sea en vano? ¿Qué puede hacer para asegurarse de que una crisis como la actual no le va a hundir?

Echemos un vistazo al respecto:

Si sus características personales son las de los que tienen grandes ideas, saben ver un hueco en el mercado o tienen la personalidad para vender cualquier cosa, lo cual no son características menores, pero no es excesivamente ordenado en sus análisis, ahora debe hacerlos más frecuentemente que nunca, por ejemplo, sus compras a la hora de comprar, compare precios y especificaciones, siempre en busca de un mejor precio y sus existencias.

Sin estos análisis, perderá rápidamente la pista de dónde se encuentra. Usted debe saber ahora, más que nunca, en qué está gastando su dinero y adónde va su dinero. No estamos hablando de nada sofisticado, estamos hablando de eficientes registros que pueden ser simples y recurrentes.

Por otra parte, ¿sabe exactamente cuál es su saldo bancario neto hoy, incluyendo todos los compromisos contraídos? Un impagado por parte de su banco puede tener un efecto negativo en su reputación, su crédito se verá dañado y afectará seguro al apoyo de su banco y de sus proveedores.  

Además de mantener vigilada su cuenta corriente, verifique como maneja su flujo de caja. Si usted vende a crédito, sea muy disciplinado en el control de los pagos pendientes.No puede darse el lujo de no enfrentarse a reclamarlos, porque usted también tiene sus propias deudas a pagar.  

Ahorre todo lo innecesario en sus oficinas o locales.  Asegúrese de que gasta su dinero en lo correcto. Hay que ser disciplinado en los gastos y hacerse la pregunta, ¿este costo ahora, va a añadir algo a mi empresa? No actúe en este sentido por costumbre o por impulso.

Si usted tiene producto o servicio que no está funcionando y le cuesta dinero, corte con él. Tome su decisión con rapidez. No actuar rápido sólo agrava el problema.

Vigile su concentración de riesgo en pocos clientes. Diversifique su cartera tanto como pueda. Salga a conseguir nuevos clientes. Lo mismo se aplica a las empresas que dependen de sólo uno o dos productos. El cambio en las necesidades de la clientela, le pueden dejar seco, con existencias no vendidas y sin negocio adecuado. 

Para una buena disciplina económico-financiera, lo mejor es tener un presupuesto a corto plazo, revisado de forma constante, como guía de trabajo.

Preste mayor atención al detalle de lo que su empresa está haciendo y como lo está haciendo. Esto le puede ayudar a lograr las cosas mejor, poniendo de relieve las áreas problemáticas. 

Además, espero que no sea su caso, pero si la empresa depende excesivamente de usted, ¿Qué sucederá en su empresa si usted cae enfermo? Si esta situación se mantiene uno o dos meses, ¿Quién va a ver a los clientes? ¿Quién va a obtener otros nuevos? ¿Quién recogerá el dinero que le adeudan? 

Para finalizar, algo muy importante: Tiene que tener optimismo para persistir en los días más oscuros y recuerde también que, si los empresarios escucharan a los escépticos de este mundo, se acabarían las empresas.

Ahora bien, tenga cuidado y no sea un optimista patológico, alguien que nunca ve que hay peligro o no quiere ver las desventajas de la realidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>